Variedades autorizadas

En Navarra existe un amplio abanico de variedades blancas y tintas que se utilizan para elaborar vinos de todos los estilos adaptados a los gustos de los consumidores: rosados, blancos jóvenes y con madera, tintos jóvenes y con madera, dulces.

Más del 70% del viñedo lo ocupan las variedades autóctonas (Garnacha, Tempranillo…), mientras que el 30% restante está compuesto por las más famosas variedades internacionales (Cabernet Sauvignon, Chardonnay…).

En total, el 90% de las uvas producidas en Navarra son tintas y sólo el 10% son blancas.

Merlot

Variedad tinta de origen francés, procedente de la región de Burdeos y especialmente de Saint Emilion, fiel compañera y complemento del Cabernet.

Una uva que se ha exportado bastante a países como Estados Unidos, Chile, Italia, este de Europa, pero que no ha conocido tanta difusión como otras por sus dificultades de cultivo. En Navarra se introduce a partir de mediados de los años ’80, para alcanzar en la actualidad una tasa del 14% del viñedo, con 1.700 hectáreas, y ocupar el 4ª puesto en importancia en la región. Su presencia es general en todo el territorio de la DO aunque destacan como zonas de influencia las Riberas Alta y Baja.

Se trata de una uva que confiere a los vinos unos aromas afrutados intensos y de gran calidad, con buena acidez y cuerpo, donde los taninos son abundantes pero suaves. Se utiliza tanto para vinos jóvenes como de guarda y sola o acompañada. Junto con Tempranillo y Cabernet compone un “coupage” moderno y atrevido muy habitual en los vinos navarros. Existen asimismo magníficos ejemplos de vinos de guarda monovarietales elaborados con Merlot.

Datos agronómicos

Ciclo vegetativo

  • Brotación temprana (problema de heladas).
  • Floración primera decena de junio.
  • Envero primeros de agosto.
  • Maduración de 1ª época o temprana.
  • Sensible a la sobremaduración.
  • Ciclo corto.

Plagas y enfermedades

  • Sensible al mildiu.
  • Poco sensible a oidio.

Hábitat

  • Clima templado y de cierta humedad.
  • Muy sensible a la sequía (granos muy menudos) y a las grandes calores de verano.
  • Terrenos frescos y fértiles.
  • Zona térmica II-III.
  • Sensible a roturas por el viento.
Racimo
  • Tamaño mediano, alargado, cónicos, alados y sueltos.
  • Con un peso medio de 160gr/racimo.
  • Grano pequeño, esférico, color negro fuerte y piel de espesor medio.

Producción

  • Rendimientos medios pero irregular por los problemas de su sensibilidad al corrimiento.

Suscríbete a nuestra newsletter