Variedades autorizadas

En Navarra existe un amplio abanico de variedades blancas y tintas que se utilizan para elaborar vinos de todos los estilos adaptados a los gustos de los consumidores: rosados, blancos jóvenes y con madera, tintos jóvenes y con madera, dulces.

Más del 70% del viñedo lo ocupan las variedades autóctonas (Garnacha, Tempranillo…), mientras que el 30% restante está compuesto por las más famosas variedades internacionales (Cabernet Sauvignon, Chardonnay…).

En total, el 90% de las uvas producidas en Navarra son tintas y sólo el 10% son blancas.

Garnacha Tinta

GARNACHA TINTAVariedad de uva tinta de origen español, que durante el siglo pasado fue la uva mayoritaria en la Península Ibérica. La garnacha está muy extendida en España, donde se le ha dado varios nombres, como: "Garnacho tinto", "tinto aragonés", "alicante", "navarra", "garnatxa"... y en otros países se la conoce como “grenache”,"roussillon rouge", "granaccia", "uva di Spagne", “cannonau”...

Parece que el origen de la garnacha se situaría en Alicante, de donde se habría extendido por el resto de España y penetrado en Francia e Italia, llegando a Navarra desde Aragón. En las últimas décadas también se ha exportado otros continentes como Australia, donde vive un buen momento.

En Navarra gozó de una gran implantación histórica (representaba casi el 90% del viñedo a finales de los ’70) que fue perdiendo terreno por la introducción de nuevas variedades. En la actualidad sigue siendo importante, representa más del 22% de los viñedos navarros con alrededor de 2.672 hectáreas, y ocupa el segundo lugar en cuanto a la superficie plantada. Si bien se cultiva en todas las zonas, tiene mayor presencia en la Baja Montaña y Ribera Baja.

Esta variedad produce vinos con bastante riqueza alcohólica, buena acidez, cuerpo medio y aromáticos. En Navarra se emplea para la elaboración de vinos rosados, donde la técnica del sangrado unida a la frescura y aromas de la uva han dado resultados inmejorables. Pero también se elaboran vinos tintos tanto jóvenes como de guarda de gran calidad. La garnacha ha tenido durante años una injusta fama de uva oxidativa que producía vinos que se estropeaban rápido. Afortunadamente ya se conoce su potencial para elaborar tintos de guarda y se reconoce la calidad de sus vinos.

Datos agronómicos

Ciclo vegetativo

  • Brotación semitemprana.
  • Floración primera decena de junio.
  • Envero mediados de agosto.
  • Maduración a primeros de octubre (De 3ª época).
  • Ciclo semilargo.

Plagas y enfermedades

  • Poco sensible al oidio.
  • Sensible al mildiu y excoriosis.
  • Muy sensible a la botrytis en floración y maduración.

Hábitat

  • Muy rústica, adaptable a diferentes climas y suelos.
  • Mejor en los climas cálidos y en suelos pedregosos.
  • Región térmica III-IV.
  • Cierta resistencia a sequía y al viento.

Racimo

  • Tamaño medio, sobre 200gr/racimo.
  • Pedúnculo corto, racimo alado y compacto.
  • Grano mediano, redondo, negro y hollejo delgado.

Producción

  • Muy sensible al corrimiento de flor en el cuajado que provoca cosechas irregulares.

Suscríbete a nuestra newsletter